Twitter nombra al famoso hacker ‘Mudge’ como jefe de seguridad

El gigante de las redes sociales Twitter, bajo una creciente amenaza de regulación y plagado de graves violaciones de seguridad, nombró a uno de los »hackers» mejor considerados del mundo para abordar toda su estrategia, desde errores de ingeniería hasta información errónea.

El lunes, la compañía nombró a Peiter Zatko, ampliamente conocido por su cibernombre »Mudge», al nuevo puesto de jefe de seguridad, lo que le otorgó un mandato amplio para recomendar cambios en la estructura y las prácticas. Zatko responde al CEO Jack Dorsey y se espera que asuma la gestión de las funciones clave de seguridad después de una revisión de 45 a 60 días.

En una entrevista exclusiva, Zatko dijo que examinará «la seguridad de la información, la integridad del sitio, la seguridad física, la integridad de la plataforma, que comienza a tocar el abuso y la manipulación de la plataforma, y ​​la ingeniería».

Zatko supervisó recientemente la seguridad en el unicornio de pagos electrónicos Stripe. Antes de eso, trabajó en proyectos especiales en Google y supervisó la entrega de subvenciones para proyectos sobre ciberseguridad en la famosa Agencia de Proyectos e Investigación Avanzada de Defensa del Pentágono (DARPA).

La colorida carrera de Zatko comenzó en la década de 1990, cuando simultáneamente realizaba trabajos clasificados para un contratista del gobierno y estaba entre los líderes de Cult of the Dead Cow, un grupo de piratas informáticos conocido por lanzar herramientas de piratería de Windows para incitar a Microsoft a mejorar la seguridad.

Twitter enfrenta numerosos desafíos de seguridad. Hace un año, el gobierno de Estados Unidos acusó a dos hombres de espiar para Arabia Saudita cuando trabajaban en Twitter años antes, diciendo que habían transmitido información privada sobre los críticos del reino.  

En julio, un grupo de jóvenes piratas informáticos engañó a los empleados y obtuvo acceso a herramientas internas, que les permitieron cambiar la configuración de la cuenta y luego tuitear desde las cuentas del entonces candidato presidencial Joe Biden, el fundador de Microsoft, Bill Gates, y el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk.

Zatko dijo que aprecia la apertura de Twitter a enfoques de seguridad no convencionales, como su propuesta de confundir a los malos actores manipulando los datos que reciben de Twitter sobre cómo las personas interactúan con sus publicaciones.

«Están dispuestos a correr algunos riesgos», dijo Zatko sobre su nuevo empleador. «Con los desafíos de los algoritmos y el sesgo algorítmico, no están esperando a que alguien más resuelva el problema».