Portada » Home » Japón creará malware para defenderse en caso de ataques

Japón creará malware para defenderse en caso de ataques

El Ministerio de Defensa japonés anunció que creará y mantendrá ciberarmas en forma de malware que planea usar en caso de que el país se vea en riesgo o bajo ataque.

Una vez creadas, estas cepas de malware, que consisten en virus y backdoors, se convertirán en la primera arma cibernética de Japón, de acuerdo a lo que informan los medios internacionales y de ese país.

De acuerdo a las informaciones reveladas, se espera que el malware esté listo para fines de año y será desarrollado por una empresa externa al gobierno nipón.

No hay detalles oficiales disponibles sobre cuáles serán las capacidades del malware, o los escenarios exactos en los que el gobierno planea usarlo, aunque un gráfico publicado por el gobierno sugiere que el malware solo se usará cuando las instituciones japonesas estén bajo ataque, y solo contra el atacante.

En 2016 la OTAN declaró el ciberespacio como un campo de batalla, sumándose a la tierra, el mar y el aire, debido a esto es que muchos países desarrollados, como Japón en este caso, se están modernizando y entendiendo las nuevas formas de ataque y defensa.

Pero no es primera vez que este país intenta armar un ciberarsenal. En 2012 ya tuvieron un acercamiento -sin resultados positivos- cuando crearon el malware »Search and Destroy».

A principios de este año, el gobierno aprobó una legislación que permite a los empleados del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (NICT) piratear los dispositivos IoT de los ciudadanos utilizando credenciales predeterminadas o débiles, como parte de una encuesta sin precedentes de dispositivos IoT inseguros.

El plan es compilar una lista de dispositivos inseguros que usan contraseñas predeterminadas y fáciles de adivinar, y pasarla a las autoridades y a los proveedores de servicios de Internet relevantes, para que puedan tomar medidas para alertar a los consumidores y asegurar los dispositivos.

Este plan se puso en marcha para asegurar los dispositivos IoT antes de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 y evitar los ataques del Olympic Destroyer y del tipo VPNFilter.